La presidenta avanza con la inclusión habitacional mientras intendente massista desaloja barrios populares

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_facebook type=»standard»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Ayer asistimos a un nuevo episodio de defensa de la soberanía nacional y la puesta del Estado como garante y agente profundizador de las conquistas logradas. Así es cómo se crea la Secretaría Nacional de Acceso al Hábitat, cuya primera misión consistirá en urbanizar 400 manzanas de 100 barrios informales de todo el país. Esto, contrasta con el microclima que se vive en los distritos costeros del conurbano norte, caracterizados por la marginación de los barrios carenciados para fortalecer la especulación inmobiliaria.

Florecen por doquier barrios cerrados sin planificación alguna, que precisan expulsar de sus terrenos a familias que durante décadas han vivido allí. Este modelo massista pretende ser exportado al resto del país, siendo hoy día el municipio de San Fernando prácticamente una colonia de Tigre. Puede escucharse a los sanfernandinos comentar en tono de broma que son considerados prácticamente tigrenses. En este distrito “gobierna” Luis Andreotti. El verbo esta puesto entre comillas ya que este accedió a la intendencia en 2011 con una lista apadrinada por Massa, y con el aparato del hoy diputado llevando adelante la totalidad de la campaña. Esto se traduce en la nula autonomía del supuesto intendente a la hora de tomar decisiones, las cuales le son dictadas desde el despacho massista en el Congreso o desde la municipalidad de Tigre.

Así, se puede deducir que semanas atrás le fue dictada la orden de desalojar viviendas en el barrio San Rafael, sin proponer solución alguna más que dejar a las familias en la calle. Rápidamente los vecinos organizaron una movilización al Concejo Deliberante y a la Municipalidad exigiendo soluciones, siendo rechazados ya que las autoridades municipales no aceptaban el apoyo dado por el Frente para la Victoria local al reclamo. Al llegar los vecinos al edificio de la municipalidad, pudo verse cómo una patota de barras bravas dispersaban la multitud a los golpes, sin diferenciar niños y mujeres.

Este episodio no hace más que dejar a las claras el modelo de país anhelado por el Frente Renovador. Massa pretende ser prepotente con los humildes, pero sumiso con los poderosos. Busca congraciarse con los poderes corporativos nacionales e internacionales, y humillar a la población argentina.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 37 , 1 Vistas Hoy)