Ley de Abastecimiento: Massa y Macri contra la democratización de la economía

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_facebook type=»standard»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Mucha tinta ha corrido respecto de este proyecto de Ley, pero poco se ha dicho respecto de su espíritu. Los principales medios gráficos siempre dispuestos a desinformar, no dudaron en plagar sus páginas de declaraciones amenazantes de voceros de la UIA. Incluso, un magazine de interés para el sector empresario llegó a titular: “el intento del gobierno por socializar la economía”.

En primer lugar cabe destacar que como en tantas otras oportunidades, el poder ejecutivo tiene el gesto tanto popular como republicano de enviar el proyecto al Congreso para que tanto oficialistas como opositores puedan discutir, sentar posición e incluso acordar modificaciones al mismo.

En ese marco algunos personajes, como son Sergio Massa y Mauricio Macri, se despacharon con lo que ya son lugares comunes a la hora descalificar las acciones llevadas adelante por el Gobierno Nacional: “esto es chavismo” dijo uno; “esto recuerda a Moreno” dijo el otro.

Tanto Hugo Chavez como Guillermo Moreno han sido el blanco predilecto de los medios concentrados de comunicación a la hora de crear fantasmagorías totalitarias. Massa y Macri, que no se caracterizan por elaborar demasiado ni sus propuestas ni sus opiniones, volvieron entonces a recurrir a lo que ya casi es una falacia de autoridad.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_blockquote type=»type1″]

El proyecto de Ley de Abastecimiento revitaliza una herramienta para identificar a los verdaderos responsables de la inflación, los formadores de precios.

[/vc_blockquote][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Massa dijo entonces que esta ley «sirvió en Venezuela para la expropiación de 1.193 empresas, para el cierre de 400 mil establecimientos y el cierre de más de 2 mil industrias». Lo que Massa no dijo es que esas empresas fueron expropiadas por haber contribuido durante décadas a mantener en condiciones de marginalidad a cerca del 80% de la población. La política llevada adelante por Chavez fue precisamente una política de inclusión que puso un tope al latrocinio histórico llevado adelante por los capitales concentrados, sobre la espalda de un pueblo hundido en la pobreza.

Macri declaró que la Ley “viene a poner por escrito las barbaridades que hacía (el ex secretario de Interior, Guillermo) Moreno” y agregó que esto iba “a generar desempleo y pobreza”. Lo interesante de esto es que para variar Mauricio omitió decir cuáles son los puntos discutibles de la Ley o en qué consistirían las barbaridades perpetradas por el terrible Moreno. Más aún, qué modelo alternativo propone. Al parecer Macri estaba en contra de los esfuerzos de Moreno por controlar las subas de precios y paradójicamente es uno de los primeros en quejarse de la inflación.

Ahora bien, lo que pone en juego la propuesta de reforma a la Ley de Abastecimiento es un modelo de empresariado. Cuál es la relación que el Estado busca garantizar entre empresas y consumidores. Si bien se intenta despegar la Ley de Abastecimiento de la reforma al régimen establecido en defensa de los consumidores que de por sí goza de popularidad, lo cierto es que tienen una relación estrecha. La batería compuesta por las 3 leyes enviadas al Congreso, no hacen sino llevar adelante la democratización de la economía.

Los empresarios que aparecieron horrorizados por los medios de comunicación han dejado en claro que nada quieren saber con la regulación del Estado, no porque el Estado vaya a avasallar la propiedad privada sino porque no están dispuestos a abandonar los privilegios que durante décadas se han naturalizado en la cultura empresarial de los sectores concentrados.

Por otra parte, el proyecto de Ley de Abastecimiento revitaliza una herramienta para identificar a los verdaderos responsables de la inflación, los formadores de precios. Viene además a fortalecer a la política de “Precios Cuidados” permitiendo al Estado intervenir y sancionar a las empresas que buscan hacer su ganancia expoliando a los consumidores, en otras palabras, al pueblo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 131 , 1 Vistas Hoy)