Multitudinario acto de Ariel Sujarchuk en Escobar

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_facebook type=”standard”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Frente a una multitud calculada en diez mil personas, Ariel Sujarchuk despidió el año con su espacio HACE (Hay Alternativa para el Cambio en Escobar). Al predio de la Fiesta de la Flor concurrieron además los diversos espacios que conforman el FpV, siendo notoria además la presencia de dirigentes de dicho espacio, los cuales al rodear al hombre de confianza de Alicia Kirchner brindan una clara señal de fortaleza que tiene un destinatario privilegiado: Sandro Guzmán, que mira con cada vez más preocupación el crecimiento de este dirigente del kirchnerismo.

Preocupación que tiene más de una causa. Tenemos, por un lado, el susodicho hecho político de una envergadura casi nunca vista en el distrito. Además, existe un claro (y por lo que parece irreversible) declive del Frente Renovador a nivel nacional, lo cual impacta en Escobar con la escasa intención de voto que tiene el intendente y ex diputado. Si a eso se le suma los constantes errores políticos durante la gestión Blanco, puede concluirse que el dirigente kirchnerista es un contendiente de peso que tiene chances concretas de suceder a Guzmán.

Volviendo al acto, junto a Sujarchuk se mostraron Carlos Castagneto, viceministro de Desarrollo Social; el diputado nacional Jorge Landau; el director de la UDAI de Anses y concejal Pablo Ramos. Mediante un video, dejaron sus saludos si bien no pudieron asistir Alicia Kirchner, el intendente de La Matanza Fernando Espinoza, el diputado provincial y dirigente de JPBA-La Cámpora José Ottavis, el diputado Wado de Pedro y el ministro de Salud de la provincia Alejandro Collia. Ante semejante hecho político, Sujarchuk no se quedó atrás con sus definiciones. “Tenemos que recuperar Escobar para todos los vecinos para terminar de una vez con el sufrimiento de las localidades más postergadas” sentenció.

Con esto, pasó a dirigir sus palabras hacia su contendiente: Sandro Guzmán. “Escobar está estratégicamente ubicado y tiene condiciones enormes para el desarrollo industrial y agropecuario, pero la desidia de quienes nos gobiernan nos privó de que nuestro municipio se beneficiara con el crecimiento que vivió la Argentina en esta década ganada por las mayorías populares. Es un municipio olvidado”. “En los últimos 50 años, la población de Escobar se multiplicó por siete, pero no creció en infraestructura. No tenemos cloacas, agua corriente, gas ni luz. No tenemos rutas: el camino al río es un desastre porque piensan privatizarlo. Terminemos entonces con el impuesto de las tres mentiras: en Escobar no hay alumbrado, barrido ni limpieza. Terminemos con el Escobar de las minorías. Esas minorías, las que más tienen y más se quejan, nos critican porque hacemos cosas para devolverle la dignidad a los vecinos”. “Les vengo a proponer un sueño: trabajemos juntos, por el otro, por un Escobar más justo y con trabajo y crecimiento para todos”, finalizó Sujarchuk.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 86 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.