Posse acumula negocios inmobiliarios expulsando a vecinos de sus casas

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_facebook type=»standard»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Esta semana trascendió que el intendente hoy perteneciente al Frente Renovador Gustavo Posse, presentó un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante de San Isidro (el cual pretende que funcione como su escribanía) para desocupar los terrenos de 62 familias del barrio Uspallata de Beccar. La cuestión aquí radica en lo siguiente: Posse pretende relocalizar a esas familias fuera de San Isidro. Pretende comprarle a unos supuestos dueños del terreno donde se edificaron los 62 hogares en $6 millones, para otorgarle $350 mil a cada familia con la condición que abandonen el distrito. Luego vendería esos terrenos por un valor superior a la compra y los subsidios otorgados, realizando “un muy buen negocio para el Municipio” como afirmó un concejal del possismo.

El problema va más allá de que el terreno posea un supuesto dueño que reclame esas tierras: gran parte de esas familias vive allí desde hace 20 años, como mínimo. Teresa García, hoy día diputada nacional y presidenta del PJ local, presento en el parlamento provincial un proyecto de expropiación del lugar que fue sancionado ley en 1997, pero declarado inconstitucional en 2009. La situación actual es incierta: prácticamente la mayoría de las familias se rehúsa a abandonar su hogar.

Ante este panorama, Posse se limitó a declarar: “Es parte de la política de este gobierno respecto de las villas: urbanizar, relocalizar y no permitir nuevos asentamientos; éste es un municipio que trata de tener la menor cantidad de villas de emergencia posibles; no es una medida criticable. Hacemos un gran esfuerzo económico y gestiones para que los ocupantes que conformaron esa villa de emergencia tengan la posibilidad de elegir otro lugar donde vivir, afuera o adentro de San Isidro, pero siempre dentro de la legalidad”.

Aquí se demuestra a las claras la orientación ideológica de este auténtico saltimbanqui de la política que hoy reporta para Sergio Massa. Considera este barrio de gente trabajadora y humilde una villa miseria. El Defensor del Pueblo de la provincia anunció una presentación en el INADI por considerar estos hechos de discriminación.

Así, vemos cómo este intendente plasma con total originalidad el paradigma que Sergio Massa quiere poner en práctica en todo el suelo argentino.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 165 , 1 Vistas Hoy)