Posse, desesperado por la gobernación, acude a la TV para justificar su proyecto de exclusión

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_facebook type=»standard»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Parece ser que al eterno intendente de San Isidro se le presentan en simultaneo diversos problemas a resolver en función de sus ambiciones políticas. Como bien adelantó este medio hace semanas (https://abcenlinea.com.ar/posse-apura-un-acuerdo-con-sola-y-deja-a-su-mujer-a-cargo-de-san-isidro/) precisa cerrar la candidatura de su mujer para sucederlo en la intendencia, con lo cual debe contar con el aval del núcleo duro del possismo encabezado por Carlos Castellano, el jefe del bloque de concejales de Acción Vecinal San Isidro es Distinto. De lograr esto, Posse tendrá la tranquilidad de tener su feudo sin complicaciones en el frente interno a la hora de despegar de una buena vez hacia la provincia de Buenos Aires, cuestión que tendrá que dirimirla con Darío Giustozzi.

Y si del ex intendente de Almirante Brown hablamos, parece ser que el hijo de Melchor imita la estrategia de apariciones televisivas para difundir su proyecto personal. El fin de semana pasado pudo vérselo en el programa de almuerzos de Mirtha Legrand. Allí defendió con uñas y dientes el intento de desalojo a vecinos del barrio Uspallata que han vivido por más de 20 años en el barrio, para hacer con esos terrenos suculentos negocios inmobiliarios (https://abcenlinea.com.ar/posse-acumula-negocios-inmobiliarios-expulsando-a-vecinos-de-sus-casas/) logrando de esta manera un municipio para unas minorías opulentas. Además, Posse defendió su iniciativa de 2009, cuando decidió levantar un muro para separar a San Isidro de los vecinos de San Fernando. En aquel entonces la respuesta al problema de la inseguridad que planteó el aun intendente massista (quizás en breve macrista) emula la del muro que Estados Unidos construyó para evitar la inmigración mexicana. Con la no menor diferencia, que este paredón busca separar clases sociales puertas adentro.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_video link=»https://www.youtube.com/watch?v=V3y4G8b2iwU#t=119″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_blockquote type=»type1″]

Desde el Concejo Deliberante se asegura que durante 2013 el municipio gastó $9,8 millones en publicidad y propaganda, mucho más que el presupuesto destinado al área de Salud ($2 millones).

[/vc_blockquote][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Y por si esto fuera poco, también emulando a Giustozzi, quien en un recordado programa de TV inicio el concepto de Publicidad no Tradicional, pudo verse al sanisidrense como actor de reparto de la telenovela de Telefé “Camino al Amor”. Según fuentes locales, Posse es, dentro del massismo, quien más está invirtiendo su tiempo publicitar su campaña a gobernador de cara a los comicios en 2015. Desde el Concejo Deliberante se asegura que durante 2013 el municipio gastó $9,8 millones en publicidad y propaganda, mucho más que el presupuesto destinado al área de Salud ($2 millones).

En San Isidro la consigna política parece ser que los negocios son apañados, aun si estos pasan por encima de los derechos de los ciudadanos, queriendo lograr un municipio donde solo habiten unos pocos privilegiados. Los dineros públicos que debieran utilizarse para atender a las necesidades del conjunto de la población, son desviados para realizar onerosas campañas publicitarias para satisfacer las ambiciones personales del pretendido señor feudal de San Isidro. Teniendo en cuenta esto, el lector podrá sacar sus propias conclusiones para tratar de darle un cierre a estas palabras.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 164 , 1 Vistas Hoy)