Un plenario de unidad del FPV frente a la disolución opositora

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_facebook type=»standard»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_video link=»https://www.youtube.com/watch?v=8Zk_TiLsFUs#t=258″][vc_column_text]

El pasado sábado con sede en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, el kirchnerismo de la CABA se reunió para debatir los ejes centrales de una política para la ciudad. Según informaron, fueron alrededor de 5000 militantes debatiendo la actualidad y el futuro del distrito.

Dos puntos sobresalen del evento: por un lado la presencia de muchísimos jóvenes que vienen formándose al calor de la política en la última década, política a la que luego de la última dictadura militar se la vio siempre de reojo; por otra parte el hecho de que estuvieran presentes, codo a codo, las principales figuras con aspiraciones electorales de cara a las próximas elecciones.

[/vc_column_text][vc_blockquote type=»type1″ icon_image=»127″ border_color=»#009ada» background_color=»#009ada»]

FAUNEN no da pie con bola en su intento por conciliar los proyectos electoralistas de sus integrantes. La desesperación por sumar caras votables según el distrito los pone en la dificil situación de generar alianzas inexplicables como sucede en la ciudad entre FAUNEN y PRO.

[/vc_blockquote][vc_column_text]

Formaron parte del evento Jorge Taiana, Juan Cabandié, Anibal Ibarra y Gabriela Cerruti; cuatro precandidatos que desde diferentes fuerzas participan del FPV y que se muestran unidos por un mismo proyecto.

La contracara del plenario aparece representada por las «oposiciones» al kirchnerismo. Así FAUNEN no da pie con bola en su intento por conciliar los proyectos electoralistas de sus integrantes. La desesperación por sumar caras votables según el distrito los pone en la dificil situación de generar alianzas inexplicables como sucede en la ciudad entre FAUNEN y PRO. La política muestra así su peor faceta, la de pretender el poder por el poder mismo y no como medio para llevar a cabo un proyecto que involucre al conjunto de la nación (o la ciudad en este caso). Vemos a Carrió coquetear con Mauricio Macri, y generar el despecho de sus compañeros de Frente, lo que da lugar a posibles escenarios de fragmentación.

En el último evento que compartieron los principales dirigentes de FAUNEN, la misma Elisa Carrió no pudo disimular su enojo ante el discurso de su compañero Pino Solanas. El cineasta dijo “En este espacio no hay lugar para la derecha moderna ni para los candidatos light como Macri, Massa y Scioli que no dicen nada nuevo y que representan las mismas ideas” lo que generó el fastidio de la diputada quien sin poder disimular su disgusto se levantó y se fue del salón pegando un fuerte portazo.

Así se presentan las dos caras de la política: de un lado la unidad generada por un proyecto común que hermana a pesar de las diferencias; del otro la disolución en ausencia de un proyecto que supere el siempre apremiante calendario electoral.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 43 , 1 Vistas Hoy)