Vicente López: concejal Joaquín Noya afirma “tenemos un ejecutivo municipal experto en marketing y venta de humo”

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_facebook type=”standard”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El domingo pasado en el periódico Miradas al Sur, pudo verse una entrevista al concejal del Frente para la Victoria de Vicente López Joaquín Noya. Dicha nota, después de hacer un breve repaso de la trayectoria de este edil, pasa a reproducir definiciones contundentes acerca de la actualidad del municipio gobernado por Jorge Macri, junto con lineamientos de gobierno que son propios del kirchnerismo en aquella ciudad de conurbano bonaerense.

“Vicente López está hoy muy venido a menos. Falta abordar problemas como la falta de espacios verdes; conexión entre la zona oeste y este donde se evidencian las diferencias de entrega de recursos del Estado municipal; crecientes problemas en el área de salud pública; abandono de las instituciones intermedias; inexistencia de políticas de vivienda e infraestructura social; mal uso del dinero anual que recibe del fondo educativo nacional; falta absoluta de un perfil productivo en el distrito por la falta de una secretaría de producción municipal. Tenemos un ejecutivo municipal experto en marketing y venta de humo, donde dedica la parte más importante de su presupuesto a su caballito de batalla que es la inseguridad, a la cual piensa “combatir” con afiches de anuncios pomposos sin resultados o cerrando barrios”.

“Desde el FPV venimos desarrollando un proceso de construcción colectiva desde el 2011. Realizamos un plenario con más de 400 militantes y vecinos donde se discutieron problemáticas del distrito. Esta participación muestra sus frutos cuando vemos que estamos creciendo en cantidad de militantes y en construcción territorial. Nuestros objetivos serán equilibrar el desequilibrio que hace varias gestiones tiene la zona oeste; poder pensar obras de infraestructura que resuelvan la conexión entre el este y el oeste del distrito, las inundaciones constantes y la urbanización de los barrios más precarios para que todos vivamos dignamente; diseñar un perfil productivo del distrito; eliminar subsidios inconstitucionales como el que se paga actualmente a la nafta; tener presupuesto participativo real y que se ejecute; municipalizar la recolección de residuos y tener una política efectiva de reciclaje que genere trabajo genuino; recuperar hospitales que fueron ejemplo en la región; abordar la problemática de la inseguridad a partir de una fuerte participación ciudadana que se involucre en la gestión y el control de la nueva policía comunal. Hace falta un Estado activo que dé respuestas concretas. Y si podemos construir sin ser gobierno, puede imaginarse lo que haremos cuando asumamos”.

Puede verse de esta manera cómo ante un gobierno municipal macrista que posee un norte concreto (un modelo neoliberal privatizador al mejor estilo de la década del ´90); el kirchnerismo cuenta también con un norte concreto: un proyecto unitario que plantea un proyecto de crecimiento con inclusión.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 254 , 1 Vistas Hoy)