2015 Clima electoral caliente. De las provincias a la Nación.

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_facebook type=»standard»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Las próximas elecciones presidenciales culminarán un año político que estará marcado por el desarrollo de múltiples procesos electorales, en donde la fecha de cada uno de los 22 comicios provinciales no es un dato menor, y por el contrario tendrá impacto en el escenario político nacional.
Los gobernadores deberán definir el calendario electoral para sus respectivas provincias, y para ello podrán tomar como propio el nacional, o bien optar por otro diferente, desdoblando entonces las elecciones provinciales de las presidenciales. Esta decisión es de vital importancia, ya que los resultados locales tendrán impacto en el escenario político nacional, al presentarse como muestras previas de la opinión pública de cara a las elecciones presidenciales.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_blockquote type=»type1″]

Quién capitalizará este apretado y constante calendario electoral es un interrogante, pero por el contrario, es una certeza que será un elemento clave de cara a la carrera por llegar a la Casa Rosada en diciembre del 2015.

[/vc_blockquote][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Si tomamos como parámetro las elecciones del año 2011 recordaremos que las provincias de Catamarca, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Chubut, La Rioja, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Fe y Tierra del Fuego, realizaron las elecciones provinciales antes de las elecciones nacionales. El contexto político actual es diferente, pero es importante remarcar que los resultados electorales condicionarán el devenir electoral de cada frente en la campaña presidencial.
Por otro lado, varias provincias adoptarán a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (P.A.S.O) como mecanismo de elección de candidatos locales. En consecuencia, las múltiples elecciones a lo largo del año, producto del eventual desdoblamiento de varias elecciones provinciales, sumado a la introducción de las PASO en los comicios provinciales, hará que los resultados provinciales se constituyan en una variable de peso a la hora de construir el «clima electoral».
Quién capitalizará este apretado y constante calendario electoral es un interrogante, pero por el contrario, es una certeza que será un elemento clave de cara a la carrera por llegar a la Casa Rosada en diciembre del 2015.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 59 , 1 Vistas Hoy)