Quién dirige la oposición al Kirchnerismo

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_facebook][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

El triunfo electoral de Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires, lo posicionó como “el dirigente” opositor al kirchnerismo. Sin embargo, el relanzamiento del FAP-UNEN, pone en discusión el liderazgo de la oposición de cara a las presidenciales del año 2015, y más aun, si tomamos como válida la posibilidad de un entendimiento de este espacio con el PRO de Mauricio Macri.

La elección presidencial del próximo año marcará cambios en el sistema político argentino. Los problemas económicos, sumados al desgaste natural luego de 11 años de gestión del kirchnerismo, se desarrollan en paralelo a una falta de liderazgo claro por parte de la oposición partidaria y a una carencia de proyecto alternativo.

Un punto que subyace, es la falta de diferencias programáticas entre los candidatos opositores. Falta de diferencias que podría permitir la concreción de un gran acuerdo opositor, o bien, la dispersión opositora producto de la existencia de innumerables nombres propios lanzados a la carrera presidencial sin un programa político que los sustente y los delimite entre si (Massa, Cobos, Binner, Macri, De la Sota, etc) más aun, cuando construirán su campaña electoral buscando ser “los opositores” a la Presidenta, y por tanto deberán desmarcarse del resto de los precandidatos.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_blockquote type=»type1″ icon_image=»127″ icon_background_color=»#fffcb2″]

Ganar una elección presidencial supone algo más que la mera crítica al gobierno, implica el desafío de expresar un proyecto de político que genere empatía con amplios sectores de la sociedad.

[/vc_blockquote][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

A diferencia de otros procesos electorales, en este caso no se vislumbra la existencia de un liderazgo opositor claro. Por ejemplo caso de la Alianza, donde una vez resuelta la interna entre el Frente Grande y la UCR, la oposición al menemismo quedó liderada por la sola figura de Fernando De La Rúa.

Todo esto presupone un contexto interesante para el FPV y un desafío para los múltiples voceros del antikirchnerismo. Sumado a un escenario económico que presenta dificultades circunstanciales, pero también con un proyecto claro de gobierno que durante más de 10 años ha posibilitado un desarrollo económico con fuerte inclusión social, acompañado por una falta de liderazgos claros en la oposición. Ganar una elección presidencial supone algo más que la mera crítica al gobierno, implica el desafío de expresar un proyecto de político que genere empatía con amplios sectores de la sociedad.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/6″][vc_facebook type=»standard»][/vc_column][vc_column width=»1/6″][vc_tweetmeme type=»none»][/vc_column][vc_column width=»1/6″][vc_pinterest type=»none»][/vc_column][vc_column width=»1/6″][/vc_column][vc_column width=»1/6″][/vc_column][vc_column width=»1/6″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_post_section post_section_type=»type1″ type6_index=»2″ postfill=»latest» grid_teasers_offset=»600×200″][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 125 , 1 Vistas Hoy)