Según filtraciones, el jefe del Frente Renovador habría informado su decisión a los dirigentes que quedan en el espacio, ayer en Bella Vista: posiblemente, en el Museo de Arte Tigre le daría el último impulso a su candidatura presidencial.

Las especulaciones no dejan de dispararse: el primero que sugirió que el tigrense declinaba su candidatura fue Aníbal Fernández. “No es mi jefe de campaña”, fue la respuesta del tigrense. Su esposa fue más allá: bajó su candidatutra. Frente a todo esto, Massa trata de poner paños fríos: suspendió su definición hasta el martes.