La debilidad de Sergio Massa es más acuciante de lo que se cree, ya que más de uno comienza a tomar la iniciativa ante su retirada del escenario nacional. En su distrito, el PRO cerró un acuerdo con Acción Comunal, histórico partido vecinalista que gobernó los veinte años anteriores al massismo. La interna PRO-FR es desechada con esto.

Julián Domínguez salió al cruce de María Eugenia Vidal, quien había asegurado en Clarín que “Me siento muy cerca de los ideales de Eva y Perón”. “Los ideales de Perón y Evita no tienen nada que ver con el trabajo y la explotación infantil que tienen en la Ciudad” fue la respuesta de Domínguez.

Si bien para el empresario, Macri es el responsable de que el FpV gane en agosto y octubre, no vería con malos ojos ir de vice en la fórmula que encabezará Vidal. Desde su círculo de confianza especulan con otro factor: Sergio Massa se bajaría de su candidatura presidencial.

Finalmente, el macrismo competirá en la provincia de Buenos Aires como Propuesta Federal para el Cambio (Pro-Fed). Hay que recordar que como sello electoral, el PRO había caducado ya que no había alcanzado el mínimo de votos en las dos últimas elecciones.