Scioli engrosó la agenda de anuncios económicos de cara al balotaje, que ya incluía la promesa del aplicar “el 82 por ciento móvil” , la eliminación de retenciones al agro y la reducción de la alícuota a la soja, la modificación del impuesto a a las Ganancias, el congelamiento del precio del gasoil y duplicar los reintegros a las economías regionales y la exención de impuesto a las Ganancias a las PYMES.