El presidenciable del PRO aspiraba a llegar a las elecciones primarias con los triunfos previos en las provincias de Santa Fe, Córdoba y con una contundente victoria en la Capital Federal. Sin embargo, a la derrota de Del Sel se le sumó un nuevo traspié en Córdoba y una elección por debajo de lo esperado en la ciudad.